CRÍTICA DE CINE: DUNKERQUE


5.5/10

LO MEJOR: Hans Zimmer.

LO PEOR: El espectáculo se vuelve cansino e incita a la desconexión.



Esta película será uno de los ejemplos más claros de mi "yo contra el mundo" en el cine. No quiero detractar a Nolan y su trabajo, pero voy a ser honesto y, si es posible, tajante. "Dunkerque" no es tan buena, he aquí el porqué.
Es inevitable reconocer que la ambición y las ideas del director son, en cierto modo, admirables. Su intención era crear un espectáculo que bailara entre lo maravilloso y lo comercial, ofreciendo un punto de vista distinto a los demás en donde se reflejara su reconocido estilo. Definitivamente, no era un plan sencillo.
La película se muestra a sí misma como una inagotable función de disparos, bombas y persecuciones, una exhibición que agota sus recursos y que, con el tiempo, se vuelve cansina e incluso repetitiva por su "no parar". No hay descanso alguno.
Poco más aportarán unos personajes incompletos a los que se les saca muy poco partido y una banda sonora magnífica de Hans Zimmer, que es el mejor trozo del pastel sin duda alguna.
Un largometraje que consigue salir a flote gracias a sus "atracciones" bélicas y su lograda ambientación, pero que decepciona por un dudoso desarrollo en casi todos los apartados restantes. Si no consigue maravillarte todo lo que acontece en este largometraje, prepárate para sentir una de las mayores decepciones del año. No es para tanto.


Comentarios